UN RAYO EN EL CIELO LIMPIO DE LIVERPOOL

Liverpool-Manchester United no es solo un partido. Es el clásico inglés, el encuentro entre los equipos que mas han ganado en Inglaterra. Históricamente es el enfrentamiento que divide a una nación, “reds” contra “red devils”, Anfield y Old Trafford. Los espectáculos creados por la “Kop” frente a los aficionados del United. 
Noventa minutos que te roban el alma y te dividen el corazón.

Hoy el campo de la ciudad natal de los Beatles vio otro capítulo de este maravilloso libro que es la Premier League. Klopp y Van Gaal se jugaron el último tren para alcanzar las posiciones que más han pertenecido a dos equipo de este nivel. Al final de los 90 minutos de lucha, un episodio dio razón al United que salió vencedor de la ciudad del Merseyside.

A pesar de la intensidad de juego que caracteriza el futbol inglés, “reds” y “red devils” no fueron capaces de construir muchas ocasiones de gol. Pero, durante la totalidad de los minutos del partido, el Liverpool probablemente jugó mejor.

El equipo del entrenador alemán presionó bien al adversario, construyó la mayoría de las ocasiones para ponerse en ventaja y fue una desgracia cuando sufrió el 1-0 tras un saque de esquina. Destacó una gran actuación del portero De Gea, que cerró literalmente la portería a los delanteros rojos. El nacional español cumplió con dos intervenciones notables, en particular sobre un zapatazo de Roberto Firmino; el disparo del delantero brasileño pareció que hinchaba la red cuando con una intervención felina del camiseta numero 1 bloqueó los gritos de felicidades en las gargantas de la gente de fe “red”.

Pero el fútbol es un deporte cruel y así, en el momento de mayor presión por parte del Liverpool, un rayo pegó el cielo sobre Anfield. Al minuto 78 un saque de esquina de Mata llevó a un cabezazo de Fellaini, golpeó el travesaño y a continuación el esférico cayó en los pies de capitán Rooney que no falló de dentro del área pequeña, permitiendo así al Manchester de ponerse en ventaja y ganar el partido.

Esta victoria es aire puro para el United; refuerza la posición de Van Gaal como entrenador de los “red devils”, permite al Manchester subir en la clasificación con una mirada a las posiciones europeas de la liga y sobre todo representa una inyección moral importantísima para un equipo que desde el principio de temporada ha sufrido una crisis de identidad. 
Por otro lado, pone en discusión a un entrenador como Klopp, quien fue visto desde su llegada como el salvador de un conjunto construido para encantar al mundo entero.

Federico Titone
@fedetitone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s