DEPAY FROTÓ LA LÁMPARA: MAN UNITED 5-1 MIDTJYLLAND (6-3)

DEPAY

Louis Van Gaal está empeñado en complicarse la vida. Tras la derrota en Dinamarca por 2-1, Old Trafford esperaba una reacción de su equipo, aunque sin Rooney y sin Martial, entre otros, perdían mucho de su potencial.

Un United a tumba abierta en los primeros minutos. Memphis Depay lideraba cada ataquerashford de los diablos rojos, está un escalón por encima del resto y lo sabe. No había pasado de medio campo el Midtjylland, cuando Sisto silenciaba el Teatro de los Sueños haciendo el 0-1. El murmullo se apoderaba de la grada, ese ‘run run’ tan odiado por los futbolistas empezaba a ser ensordecedor. Pero apareció él, si Memphis otra vez. Se escapó por banda y su centro golpeó en un defensa y se fue a la red. Empate temprano del Manchester y la corbata ya no ahogaba tanto el cuello del técnico holandés. Depay volvió a tirar de fantasía, frotó la lámpara y toma cañito de tacón a su defensor. Se gustaba, lo quería, sabe que tiene magia, el aura de los grandes. El asedio era total y Schneiderlin cabeceó al palo. Acto seguido penalti sobre Ander Herrera pero Andersen desvió a córner. No había manera de que la pelota entrara, de ponerse por delante e igualar la eliminatoria. El muro danés aguantaba, 1-1 al descanso.

man midAnder Herrera avisaba de nuevo con un cabezazo que se marchó muy cerca del larguero tras una gran jugada otra vez de Depay. En el 63, se consiguió. Rashford desde la segunda línea finaliza una eterna jugada de los red devils para poner el 2-1. Les hacía falta uno más para voltear la eliminatoria. El holandés con el 7 a la espalda, ese dorsal tan mítico y pesado a la vez en Old Trafford, iba a su bola, de escándalo en escándalo. Esta vez fue Varela el que hizo arte, recortó en el área y la puso medida para el doblete de Rashford. La hinchada comenzó a cantar el Glory Glory Man United. Volteado el partido y el cruce, de tacón en tacón continuaba Memphis, la grada le jaleaba y se dejaba querer, aún se crecía más. Van Gaal quería un partido cachondo en la previa y vaya si lo tuvo. Ander Herrera ponía de penalti con el 4-1. ¿Faltaba algo verdad?, pues sí, el gol de Depay para el definitivo 5-1 (6-3 global).

Un vendaval. Así se puede resumir el partido del Manchester United hoy. Depay bailó a los daneses y culminó su actuación a su manera, de disparo lejano. Rashford, por su parte, puso la efectividad en los momentos claves. Goleada y gran partido. Old Trafford volvió a soñar, volvió a ser el Teatro de los Sueños.

Juan Lorenzana Prieto

@juanlp91

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s