MESSI DIRIGE LA ORQUESTA: EIBAR 0-4 BARCELONA

El Barcelona afrontaba su segundo partido consecutivo fuera de casa y en un campo muy parecido en dimensiones a Vallecas donde ganó con holgura el pasado jueves. La fórmula, sencilla, mover rápido el balón para agrandar las distancias sobre el terreno de juego.

Con el mando del sheriff Busquets en el centro de la cancha, el Barcelona se impuso a un

Eibar que no podía contrarrestar en ningún momento el juego a uno o dos toques de los catalanes. Es una jugada trazada con hilo y aguja, Munir hacía el 0-1. El dominio era escandaloso y los armeros no sabían cómo poner freno a las embestidas blaugranas, hoy color crema. Messi se multiplicaba, bajaba a recibir, quería la pelota, la mimaba y la distribuía como hacen los mejores playmakers del baloncesto. Sin embargo, salió a relucir la sangre vasca, la raza del norte e Ipurúa se encendía. Los de Mendilíbar acentuaron la presión sobre la salida de balón del Barça y comenzaban a robar balones cerca del área de castigo. Los mejores momentos de los locales, con alguna ocasión clara de Escalante, no se aprovecharon en goles y en una contra, llevada y finalizada por Leo Messi, se ponía el 0-2 justo al filo del entretiempo. Al principio y al final fueron los dos goles, en dos momentos claves. Aún así el Barcelona estaba siendo muy superior, interpretando perfectamente lo que pedía el partido.

Tras el descanso, el equipo de Luis Enrique disminuyó el ritmo y esperaba una contra para sentenciar definitivamente el encuentro. Contemplativo, esperaba que pasara el tiempo sin apenas sobresaltos en la portería de Bravo. El partido parecía acabado. La salida de Borja Bastón era el claro reflejo de ello. Con 0-2 todavía había alguna opción para el Eibar pero ya pensaban en otros partidos y no querían arriesgarse a algún contratiempo con su máximo goleador. Esta vez la maldición de los penaltis no apareció por tierras norteñas y Messi ponía con una tranquilidad pasmosa el 0-3 tras una pena máxima provocada por el mismo. Súarez volvió a marcar para cerrar la goleada.

Un muy buen Barcelona se vio hoy en Ipurúa, sólido y con esa chispa necesaria para desequilibrar rivales una y otra vez. Victoria clave para mantener la ventaja como mínimo y en otra cancha difícil. Tienen cada vez más cerca el título de liga. Ya son 36 partidos seguidos sin perder.

Juan Lorenzana Prieto

@juanlp91

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s