¿QUIÉN DEBE PEDIR PERDÓN?

5D3D4FF342DD454A8060BAA53299BD87.ashxDice un viejo dicho que: “En el fútbol las cosas no se dicen, se demuestran en la cancha”. Tal vez Louis Van Gaal, actual entrenador del Manchester United no conozca esa frase. El 23 de diciembre el entrenador holandés cargado de ironía y arrogancia, les pregunto a los periodistas durante una rueda de prensa si ninguno le iba a pedir perdón tras las publicaciones de días anteriores, donde se afirmaba que dejaría de ser entrenador de los diablos rojos.

Pues bien, después de la penosa derrota ante el Stoke City parece que el director técnico tendrá ahora que pedir disculpas a los hinchas del United.

Diciembre ha sido un mes de pesadilla para el  equipo de Old Trafford. De los cuatro partidos que jugó el Manchester United este mes, perdió tres y solo logró un empate. Pero eso no es lo más preocupante, el equipo que dirige Van Gaal no gana desde el 21 de noviembre cuando derrotó al Watford.

En adelante solo dos empates ante el Leicester City y West Ham y tres derrotas en línea; Bournemouth, Norwich y Stoke City los verdugos de los diablos rojos.

La última, seguramente la peor de todas. En el Britannia Stadium un limitado Stoke City, que deambula en la mitad de la tabla, le dio un paseo al histórico Manchester United que en algún momento de la temporada fue líder de la Premier League.

Rooney, el corazón del equipo comenzó en el banco de suplentes y desde allí fue testigo del inicio del calvario. Un error de su compañero Menphis Depay, que intento devolverle con un suave cabezazo el balón a su arquero, desencadenó en el primer gol del Stoke (Bojan)  y en el desplome del United.

La jerarquía y amor propio estuvieron ausentes en el equipo visitante, que vio como su rival aumentó la cuenta en el marcador por cuenta de Arnautovic, un delantero tan limitado que en el segundo tiempo tuvo un contragolpe solo para aumentar la humillación y solo se enredó con el balón. Así terminó la racha del equipo rojo de 11 años sin perder en el boxing day.

De nada sirvió que Rooney ingresara en el segundo tiempo. A pesar de su grito de guerra y arengas su entusiasmo no contagió a sus compañeros y por el contrario él se fue diluyendo en el caos que hoy es el Manchester United.

La decepción y desespero de sus hinchas es tan grande, que en la tribuna visitante, donde estaban, se escuchó una canción alusiva a José Mourinho. Mensaje claro para las directivas, a Louis Van Gaal ya no lo quieren más.

Desde que llegó el holandés al banquillo, los delanteros no son los que marcan más goles, Fellaini que es un volante, es el hombre más peligroso del los diablos rojos, que con el paso del tiempo van perdiendo el respeto del mundo, y su grandeza poco a poco se transforma en historia cada vez más lejana.

Jairo Castillo
@jairocastillo88

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s