EL MADRID NO ENCONTRÓ ORO EN MOSCÚ: 95-81

El CSKA de Moscú recibía al Real Madrid con la obligación de ganar para no complicarse la vida en el Top16 uno de los máximos favoritos a conseguir el trono continental tras la derrota que sufrieron en la primera jornada ante sus compatriotas del Khimki.

El recién llegado como el turrón por navidad, K.C Rivers, lideró el ataque blanco junto con Gustavo Ayón que hacían paliar los problemas para defender en la zona a los interiores rusos. De nuevo Sergio Rodríguez se convertía en el director de orquesta, marcando una sinfonía perfecta alimentando a sus compañeros. Hasta las 5 asistencias llegó el Chacho en este primer cuarto. El Madrid podía correr al realizar de forma efectiva la defensa exterior.

Nando de Colo iba cogiendo ritmo poco a poco y junto a Vorosevich se hicieron los dueños del conjunto moscovita en el segundo periodo. Ayón continuaba sumando para su equipo y se acercaba al doble doble. Cuando peor lo estaba pasando el Madrid y con Hynes haciendo de las suyas en la pintura, apareció Luka Doncic. Esa perla que cada día tiene más brillo. Tras una bronca de Laso en un tiempo muerto, reaccionó y se creció cuando otros hubieran agachado la cabeza. Tres triples seguidos metieron de nuevo en órbita a los merengues. Al descanso 50-41 para los rusos que ampliaron la ventaja en los últimos instantes.

HYNESSe reanudaba el partido en el Aleksander Gomelsky y Nando de Colo alcanzaba su media de puntos en Euroliga nada más empezar, 18.  El Chacho se dedicaba a repartir y llegaba a la decena de asistencias en el ecuador del tercer cuarto pero no era suficiente para recortar distancias y se mantenía el marcador en siete o nueve de diferencia. Rivers parecía picarse con el francés y tiraba del carro anotador. Sin embargo era difícil recortar puntos puesto que los rusos tenían respuesta para todo. Teodosic y De Colo seguían imponiendo su ritmo a pesar de la lucha titánica del Real Madrid.

En el último periodo más de lo mismo. La conexión serbio-francesa campaba a sus anchas. El que fuera alumno del maestro Greg Popovich era el comandante absoluto. Su compañero llegaba también a la veintena de puntos y hacía imposible una reacción de los hombres de Laso. 28 para De Colo y 23 para Teodosic a lo que añadieron 7 asistencias cada uno. Una vez más fueron imparables y con la ayuda de Haynes con 7/7 en tiros de campo vencieron 95-81. Ambos equipos quedan con una victoria y una derrota.

Parciales: 22-20, 28-21; 21-23, 24-17

Juan Lorenzana Prieto

@juanlp91

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s