“El Huracán” coge fuerza en la Libertadores

El Globo consiguió imponerse a Sporting Cristal (4-2) en Parque Patricios, para colocarse como segundo del grupo 4 de la Copa Libertadores. Los argentinos reinaron en un partido locos en el que se adelantaron los peruanos. Wanchope Ábila fue la figura, anotando un doblete y asistiendo a Romero Gamarra en el tercero. Como anécdota, el último tanto lo anotó Miralles a los cinco segundos de su sustitución.

635955019792906553wAmbos llegaban a Parque Patricios necesitados de puntos, pero sobre todo era el Globo el que necesitaba sumar de a tres para no complicarse su pase a los octavos de la Libertadores. En la ida se impusieron los peruanos en un trepidante encuentro que terminó con el 3-2 en el marcador. Y como en aquel partido, en este también habría una gran cantidad de goles.

El primer tiempo la pelota no salió de la red. El primero en acariciarla fue Silva. El autor de un doblete Lima, abría el marcador tras una genial jugada perpetrada por el sistema de montaje peruano. Tiralíneas y bomba. Silva no perdonó. Empezaba de cine el partido para los visitantes, pero poco tardaría Wanchope Ábila en darle la vuelta.

En apenas 10 minutos, en acciones semejantes, y tras errores en la salida del balón celeste, Huracán aprovecharía para comerle la tostada y ponerse, en un abrir y cerrar de ojos, por delante en el electrónico. El doblete del delantero argentino nos hacía creer en que Huracán encarrilaba el partido.

Pero por favor, estábamos locos. Antes de que el colegiado señalase el túnel de vestuarios, el arquero Díaz no supo despejar. Se le olvidó. Y lo hizo dirección Lima. Dirección Calcaterra, que no perdonaría el regalo del meta argentino. Una oda al fútbol en cuanto a goles, pero a la vez  una bochornosa actuación táctica de ambos, que se jugaban demasiado y en el primer acto no pasaron el casting del triunfo.

En cambio, hubo una reválida para el puesto. Y en esa salió victorioso el equipo bonaerense. El primer en mandarla a guarda fue Romero Gamarra, que llevaba el júbilo a las gradas del Ducó. El Globo estaba dando un paso importante, pero las idas y venidas del partido no lo daban por cerrado. Hasta que a Eduardo Domínguez, el técnico local, decidió dar entrada a Miralles.

635955061891517474w

Podrían hacer hasta una película si finalmente Huracán termina accediendo a los octavos de la Libertadores. Eduardo le dijo algo al oído a Miralles antes de saltar en sustitución de Chacana. “Andá, entrá que vas a marcar, pibe”, le debió de murmurar. Y así hizo el querido Ezequiel. Un testarazo suyo a los cinco segundos de pisar el verde del Ducó sentenció el partido, permitiéndole a Huracán depender de si mismo para alcanzar los preciados octavos de final de la Copa Libertadores 2016.

En la próxima jornada, la quinta de la fase de grupos, Huracán recibirá a Peñarol, colista del grupo con un solo punto; mientras que Sporting Cristal hará de local frente a Atlético Nacional de Medellín, líder invicto e imbatido (4 partidos, 4 victorias; 11 goles a favor, 0 en contra).

 

Juan Mariano Nogales

@Nogales1993

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s